Política

Con asambleas de por medio, comienza otra semana de tensión entre el Gobierno y los sindicatos

06 May, 2024 Facundo Benitez

La CGT realizará este jueves el segundo paro general contra el Gobierno nacional. En la antesala de esta medida de fuerza, importantes gremios de transporte se reunirán en asambleas. "Va a ser un parazo", advirtió uno de los líderes de la central obrera.

De esta manera, comienza otra semana de tensión entre el Gobierno y los sindicatos, que este jueves encabezarán el segundo paro general contra la administración del presidente Javier Milei y en rechazo a los cambios laborales contemplados en la Ley Bases, que obtuvo media sanción en Diputados y espera por su tratamiento en el Senado. En la antesala de esta medida de fuerza -la segunda en seis meses de gestión-, importantes gremios de transporte nucleados en la CATT realizarán durante la mañana de este lunes asambleas con interrupción de los servicios.

''Va a ser un parazo'', anticipó Héctor Daer, uno de los miembros del triunvirato que conduce la CGT. "Ojalá, de una vez por todas, el Gobierno entienda que este modelo económico no va más", sumó su par Pablo Moyano. En la central obrera confían en la contundencia de este nuevo paro general apalancados en la muy probable adhesión de la UTA y de los maquinistas de trenes agrupados en La Fraternidad.

Seguros de que el paro responde más a cuestiones políticas que a reclamos legítimos por parte de los dirigentes sindicales, en el Gobierno afirman que la medida "no tiene ni pies ni cabeza" y que muchos de los que la promueven "creen en una realidad que no existe".

La medida de hoy, que se extenderá hasta las 11 de la mañana, afecta fundamentalmente el servicio aeronáutico, ya que por las asambleas de sus distintos gremios, las compañías se vieron obligadas a reprogramar varios vuelos. En cuanto al servicio de trenes, los sindicatos informaron que harán las asambleas de tal forma que "no impidan el normal funcionamiento de los servicios de trenes, tanto de pasajeros como de cargas". Similar es la medida que anunciaron los metrodelegados, que entre las 8 y las 10 abrirán los molinetes. Por otra parte, tanto la UTA como La Fraternidad no forman parte de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte, por lo que ambos servicios funcionarán con normalidad.

Los puentes que había intentado tender con el sindicalismo la Casa Rosada para desactivar la medida de fuerza se quebraron tras la media sanción que obtuvo en Diputados el capítulo laboral incluido en la Ley de Bases y la restitución de la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias.

En este marco, y tras una nueva demostración de fuerza el pasado miércoles 1° de mayo por el Día del Trabajador, la CGT prepara su estrategia para intentar frenar en la Cámara alta los puntos laborales de la ley insignia del Gobierno. Para ello, ya tiene en agenda una reunión esta semana con el interbloque de senadores de Unión por la Patria.

Comentarios