Política

Diputados tratará hoy la ley Ómnibus: cómo quedó el texto final

27 Jun, 2024 Leonel Sánchez Alpino

Se espera que se apruebe sin grandes modificaciones al texto que llegó del Senado.

Después de una votación frustrada y de muchos cambios al proyecto, este jueves la Cámara de Diputados le dará al Ejecutivo finalmente su primera aprobación con la ley Bases. Pese a las modificaciones, permanecen en ella las facultades delegadas, el régimen para las grandes inversiones y un plan de privatizaciones, aunque acotado. Los diputados radicales se reunieron con Francos para terminar de definir el apoyo a la restitución del impuesto a las Ganancias.

Allá en su origen, fue una montaña de papeles A4 que Federico Sturzenegger había preparado, junto a grandes estudios jurídicos, para la hipotética gestión de Patricia Bullrich. Reciclado, al montón redenominado ley Bases a inicios de la gestión de Javier Milei le tocó viajar como si se tratara de un regalo de lujo, con un moño, en el asiento de un auto oficial hasta el Congeso. Aquella primera versión, de más de 600 artículos, fracasó y debió pasar un tiempo hasta que el Ejecutivo volviera a la carga con una versión reducida y que luego tuvo varias modificaciones.

La idea original del Presidente que no estaba dispuesto a modificar nada fue archivada con la llegada de Guillermo Francos a la jefatura de Gabinete, quien abrió todas las vías de negociación posibles. Hasta ayer siguió recibiendo gobernadores y diputados, dispuesto a que la ley salga sí o sí.

Todo indica que la ley Bases será votada este jueves en la Cámara baja como fue votada en el Senado -con cambios en el RIGI y tres empresas fuera de la lista de privatizables- mientras que el capítulo fiscal reincoporará el impuesto a las Ganancias y las modificaciones a Bienes Personales. Es un hecho que estos cambios serán recurridos en la Justicia.

La sesión está citada para las 12 y se espera otro de esos debates de muchas horas, que como es tradicional arrancará con varias cuestiones de privilegio. Cinco diputados de Unión por la Patria fueron reprimidos por las fuerzas de seguridad durante el tratamiento de la ley en el Senado, en un accionar policial inexplicable que dio inicio a un brutal operativo de represión por el que todavía permanecen cinco detenidos. El Gobierno habló del supuesto accionar de grupos terroristas que apuntaban a perpetrar un golpe de Estado. Nada de eso se comprobó en la Justicia. Nuevamente, organizaciones políticas, sindicales y sociales se movilizarán por la tarde frente al Congreso para expresar su rechazo al proyecto. Habrá que ver cómo reaccionan en esta oportunidad las fuerzas policiales.

El debate que caracterizó los últimos días se refirió a cuánto de lo votado por el Senado se respetaría en Diputados o si insistirían con la media sanción original. Desde el vamos, Francos dio por buenos los cambios realizados en la Cámara alta al régimen RIGI, uno de los puntos más cuestionados por las extremas facilidades que brinda a las empresas del exterior que realicen inversiones, focalizados especialmente en la extracción de materias primas. Pero después se desentendió del resto de los cambios, asegurando que no había existido ningún acuerdo que se debiera respetar. La afirmación enojó al bloque de senadores de la UCR, que entendía que había existido un consenso con el oficialismo.

Sin embargo, el Gobierno no consiguió los votos para volver a incluir en la lista de empresas a privatizar a Aerolíneas Argentinas, Correo Argentino y Radio y Televisión Argentina, como pretendía. Quitarlas había sido un pedido de los gobernadores que necesitan de esas empresas como vías de comunicación, especialmente para las localidades más alejadas. El jefe del bloque de Hacemos Coalición Federal, Miguel Angel Pichetto, que muchas veces funciona en Diputados como vocero de las posiciones de las provincias, advirtió que esas empresas ya habían sido sacadas del dictamen que se había votado en el Senado, por lo que no se podía volver a incluirlas. En cambio, dijo que era diferente la situación respecto a Ganancias y Bienes Personales, que sí se habían votado en general y luego se quitaron durante el tratamiento en particular.

Una de las varias reuniones que sucedieron estos días fue la que juntó a gobernadores con los jefes de los bloques dialoguistas en el CFI. Los mandatarios provinciales insistieron en lo imperioso que resultaba para sus cuentas que se restituyara Ganancias, un impuesto coparticipable. En el reclamo surgió un imprevisto: un grupo de diputados de la UCR de provincias gobernadas por el peronismo se manifestaron en contra de pagar el costo político de votar un impuesto que afectará a la clase media y que beneficiará a gobernadores que se manifestaron en contra, como los que pertenecen a Unión por la Patria. Para contenerlos, ayer Francos los recibió en su despacho y hablaron de la necesidad de que esos fondos coparticipables lleguen también a los municipios que maneje la oposición de esas provincias.

"Entendemos cuál es nuestro rol como UCR: el de oposición responsable y abierta al diálogo entendiendo principalmente qué es lo que votó la gente primero en octubre, cuando nos dejó en un tercer lugar, y después cómo buscó aquella línea que nosotros planteamos de un cambio profundo", sostuvo la diputada Karina Banfi, una de las que participó. El jefe del bloque, Rodigo de Loredo, aseguró que votarán como quiere el Gobierno.

Por la restitución de Ganancias, porque ellos piensan que está bien. En cambio, las modificaciones en Bienes Personales, que beneficia al sector de mayor poder adquisitivo, "porque es su plan de gobierno y la gente los votó". La idea de darle a Milei las "herramientas" que necesita para gobernar fue, desde el vamos, el principal argumento de la oposición dialoguista. No importa que el interín el Presidente los califique como "degenerados fiscales" y los compare con ratas.

Desde que lo ascendieron a jefe de Gabinete, Francos se puso como objetivo la aprobación de la ley. Para eso se fue una noche al Senado para conseguir que se firmara el dictamen con promesas diversas a los senadores. Algunas estuvieron relacionadas al proyecto, pero a la senadora de Neuquén, Lucila Crexell, la premiaron con una embajada y al de Entre Ríos, Edgardo Kueider, se habló de cargos en organismos estatales. Este toma y daca siguió durante estos días, con un grupo de gobernadores que fueron recibidos por Milei, algo que hasta ahora nunca había ocurrido. Ayer, cerca del gobernador riojano Ricardo Quintela advertían por el tuit del presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, que calificaban de "extorsivo" hacia los diputados riojanos, hablando de los fondos que recibirían si se aprobaba la ley.

Dada todas estas irregularidades, más las producidas durante el tratamiento, desde el bloque de Unión por la Patria adelantaron que es muy probable que acudan a la Justicia. Por lo menos, el diputado y secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, adelantó que irá a Tribunales porque, a su entender, el impuesto a las Ganancias será aprobado únicamente por la Cámara de Diputados. "No está habilitado para que sea tratado", advirtió. La interpretación va en línea con lo señalado por el constitucionalista Andrés Gil Domínguez, quien consideró que ese artículo "no se aprobó ni se rechazó" durante el tratamiento en el Senado. Tal vez el debate por la ley Bases, que ya lleva seis meses, tampoco se cierre hoy.

Comentarios