Internacional

Francia: se bajaron más de 200 candidatos para tratar de frenar a Le Pen

03 Jul, 2024 Ju Fux

La izquierda le reclamó a Macron no haber cumplido con la totalidad del acuerdo para bloquear la llegada de la extrema derecha al parlamento.

Más de 200 aspirantes a la Asamblea Nacional retiraron su candidatura este martes de cara a la segunda vuelta de las elecciones legislativas que se celebrarán este domingo 7, en Francia. La intención con esa estrategia es bloquear la llegada masiva de la extrema derecha al Palacio Legislativo, que obtuvo un 33% de los votos en las primarias anticipadas. Sin embargo, los partidos que integran el Nuevo Frente Popular (NFP) de izquierda, acusaron al partido del presidente, Emmanuel Macron, de incurrir en contradicciones tras cumplir parcialmente el acuerdo.

Francia se divide en circunscripciones uninominales, por lo que los escaños no se reparten por listas sino candidato a candidato. Tanto el NFP como Juntos, la coalición de Macron, habían acordado retirar las candidaturas que quedaran en tercer lugar en esta primera vuelta, en aras de un voto útil contra la ultraderecha para la elección de las 577 bancas de la Cámara baja del parlamento. Pero, pasado el límite de las 18 horas cuando vencía el plazo para confirmar las listas, se supo que el mandatario eligió “caso por caso” quiénes dejarían de disputar el cargo y quiénes no, informó France24.

Unas horas antes, el coordinador de La Francia Insumisa (LFI), Manuel Bompard, dijo en una entrevista a BFM TV y RMC que su partido había retirado de manera automática a "entre 40 y 50 candidatos" y acusó a la fuerza presidencial de "poner en peligro los resultados del domingo" por su falta de "claridad".

Esa situación, la reconocen, incluso, cerca de Macron. Para el caso, el actual primer ministro, Gabriel Attal, insistió el lunes por la noche en que una mayoría absoluta del partido de Marine Le Pen y Jordan Bardella sería "catastrófica".

El voto joven se le resiste a la extrema derecha

Según una encuesta realizada por Ipsos, sobre una muestra de 10200 personas, la Agrupación Nacional -de Le Pen- consiguió la mayoría de los votos, excepto entre menores de 34 años y, entre los mayores de 70 años. La coalición Ensemble de Macron fue la más votada entre los mayores (32%), pero el centro salió muy mal parado entre los jóvenes, que votaron principalmente al Nuevo Frente Popular.

El 48% de los jóvenes de 18 a 24 años votaron a la coalición de izquierdas, según el sondeo de Ipsos: "Una de las claves del éxito de Emmanuel Macron fue atraer a los jóvenes en 2017, en primer lugar, porque encarnaba una forma de renovación política y generacional", explicó a Euronews Frédéric Michaud, director general adjunto de la encuestadora OpinionWay.

"Pero envejeció y, sobre todo, ahora hay una encarnación mucho más joven que él, Jordan Bardella", dijo Michaud, lo que explica en parte el atractivo de Agrupación Nacional (RN, según la sigla en francés). El partido de extrema derecha quedó segundo en el voto de los jóvenes, con cerca de un tercio de los grupos de 18 a 24 años y de 25 a 34 años.

Bardella tiene muchos seguidores en las redes sociales, sobre todo en TikTok, donde es más probable que se le vea codeándose o bebiendo cervezas con los votantes y compartiendo pensamientos aleatorios en vídeos "entre bastidores" que desglosando las políticas reales de RN. Tras la primera vuelta, aseguró ante la prensa que buscará ser primer ministro de su país, en caso de conseguir la mayoría absoluta en el Parlamento.

"Para La Francia Insumisa (LFI) y el Nuevo Frente Popular (NFP), en general, esto es un poco más clásico. Son votos que tradicionalmente atraen más a los jóvenes que otras opciones electorales", explicó Michaud para Euronewss.

La extrema derecha y el macronismo sin coalición

Los sondeos sitúan a RN y sus aliados de Los Republicanos como favoritos para obtener una mayoría en la Asamblea Nacional, pero no dan por seguro que vaya a ser absoluta, lo que abocaría a un escenario de pactos o directamente a la ingobernabilidad.

En ese sentido, el actual primer ministro Attal planteó una "mayoría plural" junto a la izquierda, sin embargo, dicha propuesta fue rechazada cuando el dirigente de LFI Manuel Bompard respondió que: "El objetivo es gobernar con un Gobierno del Nuevo Frente Popular después del domingo”. En este sentido, el coordinador 'insumiso' descartó la hipótesis de la coalición y subrayó que su partido no entrará en ningún gabinete si no es para "aplicar su programa".

Comentarios