Internacional

La izquierda ganó las elecciones en Francia y frenó a la ultraderecha

08 Jul, 2024 Leonel Sánchez Alpino

Los resultados suponen un duro revés para la líder ultraderechista Marine Le Pen. Emmanuel Macron pidió "prudencia" tras conocerse las primeras proyecciones.

La coalición de izquierda Nuevo Frente Popular (NFP) se impuso en las elecciones legislativas en Francia sin mayoría absoluta, tras un ajustado balotaje con la alianza del presidente Emmanuel Macron y la extrema derecha disputándose el segundo puesto, según las primeras proyecciones.

El NFP obtendría entre 172 y 215 de los 577 escaños de la Asamblea Nacional (cámara baja), seguido de la alianza oficialista entre 150 y 180 y el partido ultraderechista Agrupación Nacional (RN) y sus aliados con entre 115 y 155, según cuatro proyecciones diferentes.

Los resultados suponen un revés para la líder ultraderechista Marine Le Pen, que fracasa en su intento de lograr la mayoría absoluta, que las proyecciones consideraban posible hace una semana, e incluso de ganar, como parecía posible hace dos días.

"Nuestro pueblo ha rechazado claramente el peor escenario posible", declaró el líder izquierda radical Jean-Luc Mélenchon, para quien el NFP, que carece de mayoría absoluta, debe "gobernar", pero sin "entablar negociaciones" con la alianza de Macron.

El presidente francés pidió "prudencia" tras conocerse las primeras proyecciones y aseguró que su alianza de centroderecha "sigue bien viva", y agregó: "La cuestión es quién gobernará a partir de ahora y logrará una mayoría".

Una multitud celebró en París y el interior de Francia tras conocerse el triunfo de la izquierda

Los pactos implícitos entre el oficialismo y la coalición de izquierda, consistentes en concentrar el voto en el candidato con más posibilidades de derrotar a RN en cada circunscripción, frustraron no obstante la victoria ultraderechista.

Un gobierno de RN, con el joven Jordan Bardella al frente, habría sido el primero ultraderechista en Francia desde la Liberación de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial y uno nuevo en la Unión Europea, junto a Italia, entre otros.

Artistas, deportistas, sindicatos y organizaciones se movilizaron para frenar la llegada al poder de la extrema derecha, como la estrella del fútbol Kylian Mbappé, que había llamado a votar "del lado bueno", en estos tensos comicios.

La enorme movilización de la militancia de izquierda fue clave para revertir la elección, que tuvo una participación récord, con una cantidad de votantes que no se veía desde la década del 80'.

Ante eventuales "desórdenes" causados por los simpatizantes de Le Pen, las autoridades anunciaron el despliegue el domingo por la noche de 30.000 policías y gendarmes, 5.000 en París.

Los resultados suponen también un golpe para el presidente de 46 años, que pierde la mayoría simple que gozaba desde 2022 y deberá compartir el poder con un gobierno que no controlará. Su segundo mandato termina en 2027.

Comentarios