Política

Ley Ómnibus: cómo sigue el proyecto después de la aprobación en general del Senado

13 Jun, 2024 Facundo Benitez

En una jornada maratónica, la Cámara alta aprobó en general el proyecto emblema de Javier Milei. En caso de incorporar modificaciones, ¿cómo continúa el tratamiento?.

En una sesión histórica y marcada por serios incidentes y una fuerte represión en las inmediaciones del Congreso, el Senado de la Nación aprobó en general la “ley bases”. La votación se realizó pasadas las 22.30, luego de más de 10 horas de debate.

Es que, como está previsto, si el proyecto recibe modificaciones todavía restan etapas para completar su efectiva aprobación y, en este caso, deberá volver a la Cámara de Diputados.

“Ley bases” y proyecto fiscal

El Senado debatió la aprobación de la “ley bases” en general. Resta definir el paquete fiscal, ya que se trata de dos proyectos que se definen cada uno por separado.

El procedimiento dictamina que primero se trate la “ley bases” en general (que se aprobó) y luego en particular, espacio en el que los senadores pueden proponer modificaciones para el texto.

El proyecto se estructura por 10 títulos y 31 capítulos.Por otro lado, también se debate el destino del paquete fiscal -menor en longitud, con ocho títulos y 16 capítulos-.

Cómo se define la aprobación

Después de que la Cámara de Diputados aprobase la media sanción, si el Senado decide la aprobación sin modificaciones de los proyectos, se convertirán en ley.

Para ser aprobados, ambos textos requieren el voto positivo de la mitad más uno de los miembros de la Cámara de Senadores de la Nación. Como el cuerpo legislativo cuenta en total con 72 legisladores, se requieren 37 votos acompañantes para la aprobación total.

Vuelta a Diputados

Si los senadores definen, con el voto afirmativo de dos tercios de la Cámara, introducir modificaciones o rechazar artículos, el proyecto corregido volverá a Diputados, por ser la Cámara de origen.

Si Diputados acepta la totalidad de las modificaciones introducidas por el Senado, queda sancionada la ley y pasa al Poder Ejecutivo para su promulgación.

Si en esta instancia los legisladores insisten en la redacción original -el texto salido en un principio desde Diputados-, deberán alcanzar la mayoría absoluta para que se sancione.

En caso de que los diputados no cumplan con la mayoría para insistir en la redacción original, queda sancionado el texto modificado por el Senado.

La Cámara de Diputados no puede incorporar más modificaciones ni desechar totalmente el proyecto, según indica el mismo Artículo 81 de la Constitución. En cambio, la Cámara se encuentra en la facultad de aceptar algunas modificaciones y rechazar otras.

Última etapa

Una vez que la ley queda sancionada, por ambas Cámaras legislativas, esta pasa al Poder Ejecutivo para que este defina su promulgación.

El Presidente se encuentra en la facultad de aprobar y promulgar la ley por decreto.Si la cabeza del Ejecutivo no pronuncia su decisión pasados diez días hábiles desde que se le comunicó la norma, se promulga automáticamente. Esto es “promulgación de hecho”.

Con la promulgación, la ley es publicada en el Boletín Oficial y entra en vigencia según la regulación legal correspondiente.

En otro posible escenario, el Presidente puede vetar la ley de forma total o parcial.

En caso de veto parcial, puede promulgar parcialmente la parte no vetada mientras no desvirtúe el espíritu del proyecto sancionado por el Congreso.

Si veta la ley en su totalidad, el proyecto vuelve al Poder Legislativo -que puede aceptar el veto o insistir en su sanción-.

En esta situación, ambas cámaras deberán alcanzar dos tercios de los votos para imponer su criterio inicial y la ley se promulga a pesar de la decisión presidencial. En caso contrario, se mantiene el veto y el proyecto deberá ser tratado en el siguiente periodo parlamentario

Comentarios